Des-aires Naturales


"La civilización es una carrera entre la educación y la catástrofe" Herbert George Wells.

En un mundo creado por la caótica explosión inicial de un universo inquieto, los desastres naturales son una constate inevitable que va cambiando el ritmo de la vida, quitando y poniendo al mismo tiempo, transformando el entorno para bien de unos y mal de otros.


Foto: Benjamín Flores.
México como todos los demás países no esta exento, aquí tenemos de todo y para llevar, huracanes a la orden del día, erupciones volcánicas en paquete, terremotos que muestran la puntita unos días antes para dejar caer todo su peso después de unas pequeñas practicas como el que nos sucedió el pasado 19 de septiembre de 2017, un terremoto casual y lleno de misterios, ademas de tragedias y las historias mas surrealistas que esta localidad pueda ofrecer.

A 32 años de recordar el terremoto que sacudió México en 1985, después de un simulacro para mantener preparada a una población que no esperaba una respuesta de la naturaleza tan puntual y repentina,  pues casualmente esa misma fecha traería en 2017 una sorpresa telurica que tomaría al centro del país y alrededores de bajada, como diciendo "no es suficiente".


Esa tarde permanecerá para siempre en mi mente, pero mas inolvidable lo que sucedería después de la exaltación, gente corriendo, gritando, empujando, perdiendo el control o para pronto, haciendo todo lo contrario a lo practicado en años anteriores, dando paso a un sin fin de historias tristes que a la fecha de esta edición aun no terminan.

Las horas después del siniestro el mundo vio como la gente de a pie usaba todo lo que tenia en sus manos para ayudar, picos, palas, carretillas, pero también perros, sándwiches y café para los que a pesar de una cansada noche no dormían, claro no podía faltar el filtro para la foto de perfil y el hastag para los voluntarios en calzones que apoyaban desde la comodidad de sus redes sociales, todo muy bonito (dentro de lo que cabe) tan bonito que la clase política quiso entrarle, cortando una flor de su jardín para adornar las calles con su bondad, robando cámaras con la perspicacia que les caracteriza,  escondiendo despensas para damnificados y repartirlas ellos mismos con su respectivo logotipo político y de esa manera apoyar su campaña a costa del esfuerzo de los que si ayudan en la remoción de escombros.




Notase el sarcasmo, pues esa clase política no fue bienvenida ya que en algunas demarcaciones fueron recibidos por pataditas de animo en el trasero y gente que harta por todo lo que sucedía les expresaban sus "verdades", por lo que tuvieron que darnos una esforzada esperanza, la esperanza de encontrar a una niña inexistente y a sus compañeros imaginarios, dinero desaparecido misteriosamente bajo los escombros y demás detalles que hacen de este lugar un hermoso recordatorio de que son tan grandes las banalidades, las corrupciones, los egoísmos y las indiferencias de gente con poder y tan pequeños nosotros los de a pie como nos conocen.


Cartón: Alarcon.
Sin embargo son ya tantas sus fallas que preferimos nos pase un terremoto que un presidente corrupto,  esa es la raíz de tanta locura, deja tu que se nos caiga la casa encima, que nos caiga el pre-dial de una casa mal construida pagada con intereses e impuestos para aderezar.

A estas alturas y gracias en parte a esos desastres que abrimos los ojos, a las malas pero los abrimos, para que de hoy en mas no seamos victimas de nuestras decisiones, para que un gobierno pueda ejercer poder primero hay que tener un país, y ese país somos nosotros, la gente honesta y trabajadora que no se rinde y siempre se levanta, a esa gente mis mas profunda admiración, pues puede mas que mil gobiernos juntos.




¡ Arriba México una vez mas !

Mira mas noticias a un mes del terremoto en Twitter.

¿Alguien allí afuera me a leído ?

Es sano expresarse, coméntanos tu historia.




Comentarios

  1. El tiempo transcurre y el presente continua, no dejes pasar tanto tiempo sin expresarte.
    :v

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tulpa, el amigo sugestivo

Ese el "cha" ( Pedido )

Teleadicción